Seguidores

miércoles, 27 de agosto de 2008

Pero, ¿de qué se quejan?

Estos últimos días me ha dado por curiosear en el panfleto fascistoide de Enric Sopena. Hoy, concretamente, he visto bilis virtual. Sí, unos odios a la derecha, al PP (véase cómo los separo) y a la Iglesia Católica. Veamos unos ejemplos:

Que no se me acerque Rouco, de Beatriz Gimeno:

Se me puede decir que soy una exagerada, que un funeral católico, al fin y al cabo, no hace daño; que consuela a muchas familias, que la mayoría serían católicas etc. etc. A esto yo respondo que hay personas (ciudadanos y ciudadanas con sus derechos) a quienes un funeral religioso con carácter estatal sí hace daño. Daño personal, porque mi familia, mis amigos y amigas, mis personas queridas y desde luego también yo misma, creemos que pocas instituciones son tan siniestras como la iglesia católica; que pocas instituciones, ideologías o creencias han provocado tanto sufrimiento como las iglesias. Y en lo que a mí respecta, llevo toda mi vida peleándome con la iglesia católica que si pudiera me haría arder en una pira: por izquierdista, materialista, atea; por feminista (defensora a ultranza de esa perversa ideología de género) y por lesbiana.

Señoritas como éstas son las que realizaban torturas (como arrancar uñas) a los sacerdotes durante la guerra civil. También son los que sacaban a las plazas de los pueblos las imágenes de santos y vírgenes y amenazaban a los vecinos con matarlos si osaban ir a rezarles. Los mismos que realizaban sus fiestas/orgías en las iglesias. Los mismos que mataban a gente (fueran de derecha o izquierda) si olían a cera, es decir, si eran católicos. ¿Y luego la Iglesia es una institución siniestra? Más bien el sectarismo, en este caso, de izquierdas.

No es que sea un defensor a ultranza de la Iglesia, pero no me parecen esas las formas y fondo por las que se la deba criticar.

Análisis de Gustavo Vidal Manzanares, (hermano de Cesar Vidal)

Sin embargo, nos esperan jornadas en que la artillería mediática comience a disparar con “queremos saber la verdad” y expresiones análogas. Estas frases serán usadas como arietes para abrir orificios conspiratorios y, de la manera más retorcida, implicar al Ejecutivo.

Parece un artículo escrito por un "tío de la derechona más rancia" y que nos estamos remontando al 11-M y a lo que machaconamente dijo el Psoe y sus amigos durante esos días, al más puro estilo hiena en busca de un triunfo electoral. Pero NO!! En un ejercicio de puro cinismo lo escribe uno de tantos curritos que tiene el amigo Sopena. Pero qué morro tienes, tio. Lo que fue retorcido es lo que hizo el PSOE (con ZP y Rubalcaba y su "España no merece un gobierno que no les mienta". <--- ahora SÍ pienso como vosotros aquel día, pero en el gobierno está el SOE) entre el 11 y el 14, saltándose la jornada de reflexión y con Almodovar poniendo su granito de arena anunciando un golpe de estado de Aznar. En fin, qué poca memoria tienen algunos. En cambio, tiene razón Hugo Silberman al decir que Rajoy ha tenido una oportunidad para quedarse calladito, al pedir rapidez en las identificaciones. Pero bueno, lo que haga ya Mariano me la trae al fresco, es un incapaz.

También estoy de acuerdo con el "analista" Gustavo Vidal Manzanares en que "Pero, no nos engañemos, los de siempre intentarán oscurecerlo con verborreicas mentiras y retorcidas elucubraciones. No nos sorprenderá. Ya los conocemos". Pero yo me refiero a la izquierda, claro está. Y a ZP, Rubalcaba y al resto del gobierno en particular.

1 comentario:

Miguel A. dijo...

Lo de Gustavo Vidal es increíble. ¡Qué diferencia con su hermano!

Un saludo