Seguidores

sábado, 6 de marzo de 2010

A cuenta del caso Chávez

El último capítulo de las relaciones con Venzuela a cuenta de su compadreo con las FARC y con ETA ha dejado una vez más las vergüenzas del señor Zapatero y sus maneras de entender la gestión de gobierno en el ámbito internacional.

Ante semejante auto judicial no se puede mostrar ninguna debilidad ni contemporizar con la persona que protege a etarras. España, según dijeron, pidió explicaciones, débiles explicaciones, muestra de inoperancia, desidia o incluso estúpida amistad con el caudillo al que se llama socio o amigo.

Nuestra política exterior se basa en lo siguiente: ser amigo de Cuba y no exigirle que libere a todos los presos políticos, pero no de Francia a la que se intentó humillar ( o así lo entendería el pequeño Napoleón) diciendo que se alcanzaría en renta per cápita, toda una estupidez; amigos de Venezuela pero no de Alemania, insultando a la actual Canciller Merkel nada más ganar las elecciones tachándola de fracasada; amigos de Ecuador y Bolivia pero no de Colombia, donde los segundos sufren también el terrorismo y los primeros atacan intereses de empresas españolas o intereses colombianos protegiendo a las FARC o negándose a colaborar en la lucha contra éstas; ser amigos de Obama pero no de EEUU, llegando a sentarse durante un desfile militar ante la bandera estadounidense como muestra de rechazo a Bush pero pasando por alto que para los yankis su bandera es lo máximo, como en tantos países; amigos de Marruecos con la que nos fotografiamos con un mapa en la que se establece como territorios marroquíes los que son de España y con el país que niega el derecho Internacional de Sáhara de ser independiente o quien asaltó "una roca"; amigo de Prodi, un perfecto inútil y enemigo de Berlusconi, el eterno machista y con tintes de siciliano pero no amigo de Italia; amigo de todos los países donde el socialismo o comunismo sigue estrangulando a su pueblo pero no siéndolo de otros países donde hay democracia.

Y así podríamos seguir con la política interior: amigo de los enemigos de España y de muchos cuidadanos, como los nacionalistas separatistas y enemigo acérrimo de quien no es de izquierdas o separatista al que se le califica de derecha extrema.

La cuestión es que el papel del Gobierno en este caso es lamentable y me sirvo de las declaraciones de Chávez: "No tengo que explicarle ni a Zapatero ni a nadie", que ZP y el Rey deberían vigilar el poder judicial, que "Moratinos no le pidió explicaciones" y lo que es peor: que desde el gobierno de España le transmitieron que nada tenían que ver con esto, como pidiendo disculpas en lugar de presionarle para que niegue las acusaciones o explique por qué un juez dice lo que dice. Pero no.

De ahí que no sea extraño que los propios socios de ZP aprovechen esa debilidad para atacarle y sacar algo, lo que sea. Dice José Vicente Rangel, chavista y antiguo miembro del gobierno venezolano que:

Hugo Chávez se ha aprovechado de la debilidad del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, al responderle que «no tiene nada que explicar» por la presunta «cooperación» en la alianza entre la ETA y las FARC. [....] Zapatero es una hoja batida por la tormenta de sus propias debilidades. Su carácter ambiguo, vacilante –criticado por sus propios compañeros de partido- no le permiten dirigir con propiedad España.

Teniendo amigos así, ¿para qué tener enemigos que te digan las verdades a la cara? Lo cierto es que lo tienen calado y se ríen y con razón en sus mismas narices. No obstante, ZP y Moratinos forman un dúo cómico que más que risa lo que provocan es vergüenza ajena y mucha pena. Resulta que en su enésimo show ZP habla de pedir explicaciones a Venezuela, pero Moratinos responde con que sólo se le pidió información. Aparece un extra (De la Vega) para decir que hubo celeridad y firmeza lo que da pie a Moratinos para ofrecerse de asesor jurídico de Chávez, el presunto culpable.

Ante semejante provocación de Chávez y ridiculización del gobierno español, y la respuesta claudicante de éste (o lo que es lo mismo: una inversión de papeles en este asunto), no me extraña que el gorila rojo esté tan contento y diga que pelillos a la mar:

La respuesta del Gobierno español ha sido aceptable. Han dicho que pidieron información y no explicaciones. (...) Digamos que las cosas vuelven a su cauce gracias a la madurez del presidente Zapatero y de su Canciller.

Gran ejercicio de ironía. Aprovechó la ocasión para meter por medio, no sé muy bien por qué, a EEUU como ya hiciera con los desastres de Haití y Chile y contra "la Derecha española y fascista europea recibe órdenes del imperio y tiene periódicos, jueces, televisoras, cortes internacionales, con los cuales arremeten. Hay una ofensiva contra Venezuela". Quizás se le olvide que está cerrando todos los medios contrarios a su régimen o qué es PRISA, incluso el grupo de Roures.

El acusado se convierte en acusador y quien tiene fuerza legítima para exigir acaba de rodillas y pidiendo perdón por tal atrevimiento de un juez. Qué se habrán creído, si comieron en nuestra mano, hicieron lo que les exigimos durante la tregua, se llenaron las togas con el polvo y barro del camino.

El mundo al revés. Como lo demuestra que Angelina Jolie sea la más bella de la década (por suavizar el penoso espectáculo que estamos dando internacionalmente).

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Si Pierre Choderlos de Laclos levantara la cabeza,tendría material más que sobra para escribir una readaptación de Las amistades peligrosas (a veces traducidas con mayor propiedad por Las relaciones peligrosas, con la relación perversa y estomagante "ad nauseam" de Zapatero y el Goila Rojo venezolano.
Porque no nos engañemos, en el fondo ambos comparten un ideario liberticida y totalitario, un asalto al Estado de Derecho y a la legalidad, un atropello de las libertades civiles y una comunión cuasi perfecta con lo más radical de la extrema izquierda que se despacha en el orbe.

Queda demostrado empiricamente que a parte de la proverbial cobardía y bajada de calzoncillos de zapatero ante cualquier reto o desafio, en el fondo las tesis chavistas y las zapateriles no estan alejadas sino que al contrario, comparten muchísimos puntos en común.
Desde la voladura del Estado de Derecho a encamarse con terroristas pasando por su adoración indisimulable hacia el castrismo, ambos son identicamente peligrosos y nocivos para sus paises.

Madrileño85 dijo...

Sí Natalia, comparten mucho en tanto que son de izquierdas y ya se sabe hacia dónde tira la cabra y el cabrón. Pero esa misma afinidad se podría hacer con la ETA, también de izquierdas.