Seguidores

domingo, 11 de julio de 2010

Sobre la final de hoy / Cambios en el blog

Cuando Puyol marcó el gol a Alemania que nos metía en la final que se disputará hoy, lo celebré como cualquier español de bien. Pero frente a ese calentón aparece la reflexión. Una reflexión que tengo ya desde que España pasó a octavos y que me hacía casi desear que perdieran lo antes posible. Es la siguiente: siempre ha habido gente que critica a quien muestra los símbolos nacionales tanchándoles de fachas. Sin embargo, los éxitos de un equipo de fútbol que representa a la federación de fútbol de España está provocando un patriotismo casi desaforado. Pero a la vista de la situación política y a la nula reacción social, ¿es sincero ese patriotismo o es algo meramente coyuntural por el éxito futbolístico y que una semana después de las celebraciones cuando todo vuelva a la normalidad, se volverá a las andadas?

Hagamos un breve repaso: en Vascongadas históricamente siempre ha habido un rechazo a la idea de España, me pregunto cuándo fue la última vez, siguiendo el ejemplo de la selección, que jugaron un partido oficial. Los vascos, con honrosas excepciones, forman parte de esa España que reniega de quienes son y un sector de la sociedad importante apoya o cuanto menos entiende las acciones de la ETA, una organización terrorista que pretende acabar con el Estado español en esa Comunidad Autónoma.

Galicia siempre ha caminado hacia el nacionalismo regionalista, sin necesidad que gobernase el PSG y el BNG. Ya con Fraga se empezó a arrinconar el español en la educación, el gobierno nacional-socialista dio una vuelta de tuerca a esa situación y la extendió a otros sectores de la sociedad y con Feijoó, que en un principio defendió la libertad de elegir qué idioma debía darse en la educación, obtenido el poder, aceptó la situación heredada y atacó a España Bilingüe a la que le debe en buena parte su puesto.

Andalucía en su último intento de estatuto y con la ayuda del PP, que niega una cosa en Cataluña pero lo propone o acepta en otra CCAA, se denominaba como nación. Un territorio caracterizado por el PER, la festividad casi habitual de la religiosidad y el voto al PSOE. Curioso que el partido que junto al PCE más representa el odio a la Iglesia sea el más votado en una Comunidad Autónoma que con más fervor vive la Semana Santa. Quizás apoyen en masa el aborto, quién sabe. Con ello, ya no resulta tan raro que se puedan considerar nación, ya cualqueir cosa.

Cataluña. Qué se puede decir de esta región que no sea negativo. Ayer salieron a la calle muchos catalanes, no sé si un millón, pero mucha gente (56.000 según la empresa Lynce, que siguen siendo demasiados para lo que es). El motivo fue otra locura colectiva de autoconvencimiento sobre que son una nación y que tienen derecho a decidir, no sé muy bien qué. Ver en TVE a un padre animando a su hijo durante la manifestación a insultar a una periodista que cubría la marcha es el fiel reflejo de lo que otrora era el oasis catalán. Pero ahí no acabó la cosa, el organizador del akelarre, Montilla, tuvo que irse por piernas, no fuera que sus cachorros nacionalistas le lincharan.


Es lo que tiene crear nazis catalanes cuando se es andaluz, que se vuelven contra ti porque eres extranjero, no eres de los suyos. En definitiva, en Cataluña desde hace mucho tiempo se ha impuesto una carrera por demostrar quién es el más nazi de todos y dice/hace la mayor barbaridad para llevarse el gato al agua, mientras el pueblo español, tan patrio ahora, calla expectante la final del Mundial.

En Valencia, con el PP, la educación parece gestionada por los nacionalistas pues también se arrincona el español. Y la señora Rita retira las calles en español dejando las que están en valenciano. Junto a Galicia, Valencia es la comunidad que mejor refleja lo que es este PP: por caer bien a los nacionalistas venden sus ideas (si es que realmente las tuvieron) y a sus votantes, muchos de los cuales les seguirían votando aunque mañana De Cospe saliera al balcón de la sede pepera a reivindicar la dictadura del proletariado.

Es por todo esto, por las CCAA que pretenden ser algo distinto de España y arrinconan lo español por lo que no estaba al 100% con la victoria de nuestra selección. Porque si a esta difícil situación que nos lleva a una ruptura del país le unimos la crisis económica con un paro enorme, un gobierno inútil y perjudicial para el país, la pérdida de respeto en el ámbito internacional, las mentiras habituales del gobierno, las prácticas de Rubalcaba con la policía, leyes disparatadas o caprichosas como el aborto o la memoria histórica,... no se entiende que nada de eso haya provocado que el pueblo español diga hasta aquí y exija un cambio y no necesariamente hacia el PP, que no lo merece visto su acción de oposición. No, lo que ha movido a España es su selección a la que eufemísticamente llama la Roja. Ni la crisis, ni los ataques de unos nacionalistas nada democráticas a su país, ni leyes injustas o subidas de impuestos sin exigir que el estado sea quien se aprete el cinturón en el gasto, ni las mentiras del gobierno que no mentiría, ni el uso de la policía con fines partidistas, ni el silencio oficial hacia el 11M,... Nada mueve a los españoles que en otro tiempo se manifestaban culpando a un Gobierno que antes de las elecciones tuvo que gestionar el mayor atentado de la historia de España, con una oposición socialista que rozaba el golpismo; o cuando se salía con la AVT o con un atentado. Nada. Cierto es que la única vez que he salido para manifestar mi repulsa fue tras los atentados del 11M pero por suerte en mi ciudad no adquirió esos tintes políticos despreciables cuando los casi 200 muertos estaban aún calientes. Y es que cuando uno ve otras marchas tan numerosas, no se explica por qué ahora no las hay con motivo distinto pero igual de importante.

En resumen, me temo que este orgullo de ser español sólo esté reservado al deporte mientras se mire con indiferencia como España cae en el pozo económico, político y social que ella misma ha consentido a los políticos y permitido hacer a Zapatero, el verdadero catalizador del proceso desde 2004. Un mes después de celebrar con los jugadores en Madrid el triunfo, siendo optimistas por el resultado, quien tenga una bandera o cualquier cosa con los colores españoles volverá a ser un facha.

Algunos periodistas y analistas políticos celebran que sea el fútbol lo que una a este país. Si ha llegado a leer hasta aquí (menudo tocho me he debido marcar), verá que más que ser celebrado, debería preocuparnos pues del fútbol no se come. Pan y circo.

-------------------------------
Como verá he hecho algunos cambios. He metido una encuesta relacionada con este post, he puesto el link de LDTV que viene en su web y he creado una (cutre) cabecera para el blog. A diferencia de quienes quitarán sus banderas del balcón una vez termine el mundial, los colores patrios se mantendrán ahí. Además, para darle cierto toque de denuncia a este blog, he introducido una imagen que inmortaliza un capítulo de la Historia de Roma: el desenmascaramiento de Catilina, con un cuadro de Cesare Maccari (Cicerón denunciando a Catilina), en el que el por entonces cónsul de la República Cicerón denuncia en el Senado al radical populista Catilina por una conspiración que pretendía acabar con su vida y hacer una revolución que le permitiese alcanzar por la violencia lo que las urnas le negaban.


Espero que sea de su agrado.

4 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

El espectáculo de banderas nacionales que engalan estos días nuestras calles y plazas es un puro espejismo que no nos debe engañar.

Sólo es patriotismo futbolero.
Todos los que ahora enarbolan banderas españolas no moverían un dedo pasado mañana si Cataluña optara por un proceso independentista.

Madrileño85 dijo...

Exacto, mientras tengamos algo que nos preocupe más como que españa gane el Mundial o irnos de vacas o ver la Noria o el programa rosa de Antena 3, está todo hecho.

Que Cataluña se independiza? Y qué más da si España gana el mundial, zp desgobierna el país o tengo cualquier excusa para no hacer nada.

Borreguismo patrio

Anónimo dijo...

¿Y a vosotros qué más os da que Cataluña se independice?

Madrileño85 dijo...

Porque Cataluña es España y hay muchos españoles en esa CCAA que no están de acuerdo en escindirse de este país.