Seguidores

sábado, 22 de noviembre de 2008

Final de la Copa Davis (I)


Sin Nadal parecía que todo estaba perdido o casi. Ferrer, para variar, perdió su partido por paliza y confirmaba que la final estaba cara. Es increíble cómo alguien que ha estado 5º de la ATP puede ser tan malo. Pero llegó Feliciano para salvar lo que hubiese sido la puntilla, un 2-0. Ganó Feliciano gracias en parte a los problemas de Del Potro, al que le quitó los calzoncillos del orto. 1-1.

Se puede ganar y debemos ganar, esa foto debe ser el reflejo del espiritu de los jugadores españoles. Saliendo con garra y con lucha, ganarán por España.

Hoy los dobles... ¡¡¡a por ellos!!!

1 comentario:

Miguel A. dijo...

¡Hay que ganar!

Un saludo