Seguidores

martes, 7 de abril de 2009

Crisis de gobierno confirmada

Libertad Digital

El señor ZP ha sorprendido a todos con sus nombramientos. Ya sabíamos que se cargaba a Maleni y a Solbes, pero entre medias se ha deshecho de Molina, Soria y Cabrera. En su lugar, ha puesto a una de la ceja y favorable a ir contra las redes p2p, Ángeles González quien ya ha puesto en alerta a los interautas (empieza bien); a Trinidad Jiménez, la de la shupa y gran perdedora por su lucha en el ayuntamiento de Madrid; por último, entra Ángel Gabilondo, hermano del periodista servidor de ZP Iñaki. Si es la mitad de sectario que el famosete, la liamos. Y también es significativo lo de Chaves, al que parece que le han brindado una retirada digna pues el Partido Socialista Andaluz debe ir de capa caída y además el PP de Arenas se le está acercando. Chaves es un político amotizado que ya no debía haber sido reeligido, pero la Andalucíadel PER, del nepotismo y clientelismo es así.

En fin, gobierno más político y raro con el fin de blindarse por un tiempo más. Es la prueba palpable de que ZP está hundido y sin rumbo, pues hace poco más de un año que revalidó la poltrona del poder y ya tiene que cambiarlo. El Presidente demuestra que los ministros sólo le sirven para parapetarse él, mientras que los logros sí que se los apunta. Increíble que Blanco y Jiménez consigan ser ministros sin más mérito que el de ser amigotes de ZP. Me pregunto que sabrá Trinidad de Sanidad o si Pepiño saber hacer algo más que meterse con el PP. El Ministerio de Fomento va a tener mucha importancia con la crisis y habrá que ver si el pobre Pepiño, el mononeuronal o unineuronal como prefieran, estará a la altura, a lo que ya les respondo yo: no. Por cierto, ha incumplido su promesa de hacer un Ministerio de Deportes, por suerte ya que sería mayor gasto. Es una prueba más de que este gobierno no es fiable, ni a nivel nacional, europeo o internacional.

Por otro lado, me refiarmo en mis dudas con Elena Salgado como ministra de Economía, pues no tiene mucho recorrido internacional, eso si no se cuenta su carrera por hacerse con el cargo de dirigir la OMS. Su mayor aportación a España ha sido la ley de Tabaco y el estarse calladita después de sus ideas de restringir el consumo de hamburguesas y demás, tan propio de quienes creen que Estado debe estar en la vida cotidiana del individuo.

En resumen, más sectarismo, más de lo mismo y más despilfarro pues no suprime Vivienda e Igualdad. Tal y como he escuchado en Telemadrid, en caso de perder las europeas, este nuevo gobierno estaría ya quemado... ¿lo cambiará también si pierden? Que el PP no cuente con mi voto.

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Este cambio (?)de gobierno supone dos cosas;la primera el enrocamiento en el sectarismo más atroz,con individuos como Chaves,Blanco,la ultraizquierdista pancartera Gónzalez-Sinde o el hermanísimo Gabilondo, y la segunda,el terrible reflejo,la constatación plausible que dentro de la izquierda garbancera,el “nivelito” es este:no hay nada más.
Es trágico para un país,que un individuo lerdo,sin estudios,pueda llegar a ministro de un país de la UE,cuando por su pérfil tendría dificultades en encontrar trabajo hasta de barrendero en un pueblo de Teruel.
Nos vamos al hoyo sin remisión.

Gutiforever dijo...

Ese es el "fondo de armario" que tiene la izquierda garbancera.
¿Dónde hay perfiles de gente de la caterva progre que hayan pasado por ICADE o tengan masters de post grado en Harvard o universidades extranjeras de prestigio?.
Son gañanes con corbata, auténticos analfabetos disfuncionales que llevan toda su vida viviendo del "aparatchik" y que con sus currículums,como mucho, estarían sexando pollos en cualquier granja avícola.
¿En que país del mundo, un lerdo y patán como Pepiño Blanco podría ser Ministro?.
¿En que democracia europea estaría Bibiana Aido como "miembra" de un Gobierno?.¿Y "la Trini"?.
Eso son los referentes ;esos y un disléxico sexagenario,virrei de la comunidad más atrasada no ya de España,si no de Europa, y que nos remite a los ejecutivos del GAL con Mister X.
Eso es lo que hay señores:no hay nada más en el universo garbancero.
Dan para lo que dan.