Seguidores

miércoles, 18 de marzo de 2009

De la Iglesia a los giliprogres

Se veía venir. La campaña de la Iglesia sobre el aborto (aquí tiene una imagen para que vea cómo es su resultado, pero NO es la imagen de la campaña de la Iglesia), en donde un bebé se pregunta qué pasa con sus derechos, ha provocado a la izquierda, aquella que no puede soportar que se le lleve la contraria en sus políticas y pobre del que se salga de lo establecido por ellos. Llegan incluso, de boca del portavoz del PSOE Alonso, a mentir poniendo en boca de la Iglesia el deseo de ésta por meter en la cárcel a las mujeres que abortan, cuando la Iglesia no ha dicho tal cosa. Vamos a ver, miserables giliprogres, qué mujer ha ingresado en prisión por abortar. Yo os lo diré: ninguna.

Libertad Digital expone en un artículo acerca de lo que han dicho los socialistas, todas las opiniones y texto marcados a rojo son sacados de LD:

Bernat Soria:

"La propuesta de reforma quiere homologar la ley española a las de la mayoría de los países europeos, no reabrir el debate sobre el aborto en sí mismo, que ya se sustanció hace más de 20 años"
Aquél que mintió en su Currículo, parece sostener que si el resto de Europa se tira a un pozo, España debe hacer lo propio. Viva la personalidad.

El aborto de Pepiño Blanco dice lo siguiente

"Lo rancias y antiguas que son unas determinadas posiciones religiosas y políticas"
Estúpido señor Blanco, ¿es el aborto progreso? ¿Era Herodes el Grande un progre hace veinte siglos? ¿Es usted católico? ¿Sabe usted algo? ¿Ha pensado alguna vez? ¿Hola?

El portavoz del tripartito catalán dice que la campaña es:

"Desafortunada, por no calificarla de otra manera", e instó a la Iglesia a "estar al lado de las personas" tras opinar que con esta campaña no lo está haciendo.
Claro, señores derrochadores del dinero público al abrir "embajadas" donde España ya las tiene, los no nacidos no son personas, ¿verdad? Llegan a decir que es "muy desafortunado" comparar a un bebé con un animal. Sí señor, los animales tienen más derechos que los seres humanos, que las personas. Debemos proteger al lince ibérico, a las focas apaleadas miserablemente, pero cuando toca hacerlo con el ser humano.... (silencio).

El cacique Chaves profundiza en el dudoso progrerío del aborto, para decir a la Iglesia:

"Va en contra de los tiempos, del progreso de la sociedad, y de lo que piensa y del sentimiento de la mayoría de los ciudadanos"
Me remito en lo dicho al aborto mononeuronal gallego.

Para el naZionalista Urkullu:

"Todo el mundo puede tener sus opiniones, sus concepciones sobre la vida, sobre este derecho fundamental, pero este tipo de planteamientos por parte de la Iglesia son extremistas y fuera de lugar"
Claro, ser naZionalista vasco y joderle cumplir la legalidad a la hora de colocar la bandera española y de aferrarse al poder en la CCAA Vasca no es extremismo. No será de izquierdas pero es igual de inteligente y coherente que ésta.

Para un teólogo, un tal Juan José Tamayo, la Iglesia está haciendo "oposición al poder legislativo y ejecutivo" con la campaña publicitaria contra el aborto y de unirse para este fin, "una vez más", con el Partido Popular. Cuando el poder político se pasa tres pueblos en sus leyes, los ciudadanos deben pararles los pies, y si en este caso es la Iglesia la que comienza, de forma pacífica, a contrarrestar a los políticos proherodianos, ¿qué problema hay?

Fernando Hiraldo, responsable de la Estación Biológica de Doñana, dice que los científicos "no trabajamos por conservar individuos sino poblaciones" por lo que la comparación entre humanos y linces le ha parecido "especialmente desafortunada". Además añade que hay superpoblación de humanos... se comenta por sí mismo.

En vista del pensar general, llego a la conclusión que esta sociedad camina hacia donde quería ZP, al cambio de los valores, a la eliminación de la ética y moral más elemental, a la insensibilidad hacia el semejante y en concreto, con el que está por nacer. Conseguirán que el aborto sea considerado un método anticonceptivo más. Creo sinceramente que la Iglesia ha hecho una buena campaña, no sólo porque no se para de hablar de ella y tiene que trina a la izquierda amoral española, sino porque, efectivamente, no es entendible que se luche tan activamente contra el maltrato a los animales y por evitar la despoblación del lince, en este caso, y después se abogue por el aborto libre hasta las 14 o incluso las 22 semanas, tiempo en donde en muchos hospitales madrileños se sacan adelante, con incluso 20 semanas, a bebés prematuros.

No obstante, la Iglesia no puede irse sin un reproche por mi parte: no se puede decir que el presevativo aumenta el problema de SIDA en África, por Dios.

4 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Muy bueno el post.
Lo cierto es que pretenden trasladar la idea de que, con la reforma de la Ley del aborto, vela por la causa feminista, de que ofrece una especial defensa y protección a este sexo -ahora convertido en género-, de que logra un avance y un progreso reclamados por la sociedad.
Obvia el sufrimiento de la mujer que se ve abocada al aborto, no estableciendo salidas a su situación, no creando vías de apoyo, que serían lo verdaderamente feminista: hacer todo lo posible para que pueda desarrollar su maternidad.
Pretenden instalar en la sociedad la idea de que el aborto es simplemente un método anticonceptivo más,cosa que me ha confirmado una íntima amiga ginecóloga, y que ella ha percibido tras reubirse con colectivos de jóvenes en diversos institutos,hasta el punto que ha calado la idea que la lanza la izquierda más extremista y radical,de considerar al feto como algo carente de vida, y asemejarlo aun "tumor" que debe ser "extirpado" si la mujer así lo decide.

Miguel A. dijo...

A ver, la campaña buena no es. Yo estoy en contra del aborto... pero no abortas una mole de cuatro años!!! xDDD.

Sería mejor poner al feto muerto, como haces ahí arriba. Es nás agresiva y más impactante.

Jesús T.A. dijo...

Muy buena la antología del disparate y muy triste (pero necesaria) la foto.

A mí me parece una campaña suave pero me alegro mucho de ver a la Iglesia tan en el fango por la vida (siempre lo ha estado pero es un gesto muy explícito).

Creo que socialmente hemos cedido gratuitamente posiciones en la defensa del baluarte de la vida y nos defendemos con tibieza (hablo en general) cuando tendríamos que estar atacando sin cuartel.

Esta gente son asesinos vocacionales que han ganado la batalla propagandística. Defender públicamente el aborto tendría que estar penado como lo está la apología del terrorismo y sin embargo parece que tengamos que estar pidiendo perdón a estos criminales vocacionales por decir que la vida del niño es más importante que la del cachorrito de la campaña.

Un saludo

porlafamiliaporlavida dijo...

Felicidades por el post, y gracias por ser un valiente e ir a ese blog que las progres han creado para ir y hacer daño a la Iglesia por su campaña a favor de la vida. Gracias amigo.