Seguidores

domingo, 18 de abril de 2010

Españolitas idiotas

La noticia del Viernes que contaba que una niña musulmana había sido apartada de las clases por negarse a quitarse el velo ha dado muestra una vez más de la estupidez que nos invade a los españoles. No me refiero a la decisión del instituto, no, me refiero a la reacción de las compañeras asegurando que el próximo día y como muestra de solidaridad llevarían todas pañuelo.

El pañuelo islámico es una clara muestra de sumisión de la mujer y una discriminación pues al hombre no se le exige que lleve nada similar. Que unas muchachas españolas quieran llevarlo por mucho que sea para apoyar a su compañera refleja una ignorancia, un buenismo y un relativismo dignos de vomitar. Que en una sociedad donde se se dan guías a los niños de 12 años para que tengan orgasmos y animarles a mantener relaciones sexuales (como si al Estado le importase la vida íntima de los ciudadanos... o al menos no debería importarle), donde aumentan los embarazos de menores, los abortos se disparan cada año,... que esas muchachas decidan ponerse un pañuelo símbolo de "decencia" es una broma de mal gusto.

No obstante, parece que la familia de la niña musulmana le ha pedido que se lo quite, a lo que ésta se ha negado en repetidas ocasiones.

Pero ¿qué dice el Corán sobre el velo islámico? En la Sura 33 en el punto 59 dice lo siguiente:

(59) ¡Oh Profeta! Di a tus esposas, a tus hijas y a las [demás] mujeres creyentes, que deben echarse por encima sus vestiduras externas [cuando estén en público]: esto ayudará a que sean reconocidas [como mujeres decentes] y no sean importunadas.[33] Pero [aun así,] ¡Dios es en verdad indulgente, dispensador de gracia![34]

La página Webislam asegura lo siguiente sobre el particular:

[34] La formulación específica y limitada en el tiempo de este versículo (evidente por la referencia a las esposas e hijas del Profeta), así como la vaguedad deliberada de la recomendación a las mujeres de que "deben echarse por encima sus vestiduras externas (min yalabibihinna)" cuando estén en público, ponen de manifiesto que este versículo no tenía carácter de mandamiento (hukm) en el sentido general e intemporal del término, sino que debía ser, más bien, una norma moral a observar en función del marco cambiante de la época y del entorno social. Esta conclusión se ve confirmada por la referencia final a la indulgencia y la gracia de Dios.

Pues si depende del marco de la época, qué poco ha evolucionado el Islam. Y si está en otro entorno social, ¿por qué siguen llevándolo?

Me pregunto si hay que permitir el velo. Pienso que no pues como he dicho es símbolo de sumisión al hombre (además suele ser por medio de la coacción) y una discriminación respecto a éste en cuanto a lo que prescribe su religión. De permitirse el uso generalizado, que lo hay, ¿qué motivos se podrán poner para evitar que un buen día alguien aparezca con un burka? Afortunadamente otros países como Francia y Bélgica se han dado cuenta de lo peligroso que es permitir un retroceso de nuestras costumbres con takl de agradar a esta gente.

De todas formas, las normas del centro docente son las que rigen y debe ser respetado. Si no se puede llevar nada en la cabeza, no se puede llevar velo. Como decía una chica en las noticias: "si ella puede ponerse velo, ¿por qué no voy a poder llevar pamela?"

Por último, resulta sospechoso que una niña que no llevaba velo tomase la decisión el pasado marzo de llevarlo. Y más cuando hace relativamente poco unos musulmanes intentaron rezar en la mezquita-catedral de Córdoba provocando lesiones a la seguridad del templo. ¿Hay una campaña para forzar las cosas o es pura casualidad?

3 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Evidentemente estamos en una campaña de islmiización a troche y moche, que tendrá su culminación con esa surrealista Ley de Libertad Religiosa que está fraguando el Gobierno y que entre otras mamarrachadas obligará a los ayuntamientos a ceder a las confesiones minoritarias suelo gratuitamente para construir sus lugares de culto y regulará además, el "derecho" de los musulmanes a descansar el viernes y de los judíos a hacerlo en sábado.
Y es que la ofensiva anticatólica y la claudicación ante el islamismo desde el Gobierno Zapatero, parece no tener fin.

Madrileño85 dijo...

Cierto Natalia, ya no me acordaba de esa lamentable ley. Somos los quijotes de europa cuando no los hazmerreir con este presidente y nuestros complejos.

Caballero ZP dijo...

Como dice Natalia estamos ante una campaña, gracias a la estupidez e ignorancia de nuestros jóvenes, que no tienen ni idea de que es lo que están apoyando.
Saludos