Seguidores

domingo, 26 de octubre de 2008

Zp el estadista

El tonto Monclovita, José Luis Rodríguez Zapatero, está recogiendo lo que ha sembrado desde los tiempos en los que aún era (y qué pena que ya no) líder de la carroñera oposición a los gobiernos de José María Aznar. La misma oposición que salía a la calle ora por el Prestige, ora por la mal llamada guerra de Iraq porque, Zp y miembros del ilustre mester de progresía, España no ha participado en ninguna actividad bélica en Irak. No se puede decir lo mismo en Afganistán, donde, ni mucho menos, se está llevando una labor humanitaria.

El gobierno pseudo-progresista pide a la actual oposición del PP lo que ellos no hicieron y no tienen por qué hacerlo: quedarse calladitos. Y es que a cada motivo objetivo para hacer oposición como puede ser la crisis económica y financiera así como crisis de peso internacional de España, el PSOE exige a la oposición que esté con él ciegamente, a lo que el PP se ha ofrecido sin vacilar.

¿Debe el PP apoyar al PSOE y a ZP en su cruzada por estar en una reunión en la que nunca ha estado España, sin hacer crítica?

Mi respuesta es NO. ¿Por qué?

Sencillo:

- ZP, siendo líder de la oposición, faltó el respeto a la mayor potencia del mundo, Estados Unidos al no levantarse en el desfile militar del 12 de octubre cuando pasó la bandera de dicho país.

- Siendo ya presidente, la primera medida que tomó fue traerse las tropas de Irak, diciéndole a Estados Unidos "Ahí te pudras".

Bush no se ha olvidado de ZP pero dudo que ésa sean las razones por las que España no está en esa cumbre. Por cierto, Joe Biden se mostró más duro que el propio Bush cuando España, por boca de Desatinos, explicó las razones de marcharse de Irak. Él y Obama sí parecen haberse olvidado.

- Como presidente de gobierno ha sido un perfecto estúpido al apoyar explícitamente a uno de los candidatos en las elecciones de los países más importantes. ¿También en EEUU? Sí. Aquí van algunos ejemplos:

En EEUU, apoyó a John Kerry y perdió en favor del inclasificable y socialista George Bush.
En Francia, apoyó a la socialista Segolene Royal y el igualmente socialista Sarkozy triunfó.
En Italia, apoyó a Valtroni y ganó el sospecho de corrupción Berlusconi.
En Alemania, apostó por Schröder y dijo que Merkel era una fracasada. Hoy la canciller es la segunda, también socialista por supuesto.

Sin duda es un gafe. No me extraña que Obama, que a pesar de nombrarle en los debates electorales como uno de los socios del país, se olvidase de España en su gira europea. "No sea que me eche un mal de ceja de las suyas".

- Igualmente como presidente de gobierno de un país, ha faltado al respeto, se ha reído y ridiculizado a potencias económicas europeas como Francia e Italia diciendo que sienten envidia porque España ha superado a Italia en renta per cápita (que es como no decir nada) y que Sarkozy no quiere ni oir hablar de que España en breve le superará. Ya quisiera España tener el peso de Francia y la industria italiana.

ZP no es más que un majadero con incontinencia verbal. Que después nadie se extrañe de por qué no vamos a esa reunión o de que nadie nos invita a ir o por qué Sarkozy y Bush no quieren que vayamos. Con este presidente es lo normal. Eso sí, después todos los borregos y demás hipnotizados con su movimiento de cejas irán a votarle extasiados de tanto poderío progre. y así nos va: no pintamos nada.

PD La reunión de las narices parece servir para una nueva definición del capitalismo, eso sí, con más intervención del todopoderoso Estado. Es curioso que las intervenciones de estamentos políticos (es decir, que detrás están los gobiernos) como los bancos centrales de EEUU y Europa con intereses al 1% de la mano de Greenspan, se vean como el colmo del liberalismo causante de la crisis que sufrimos. Ante las crisis provocadas por el intervencionismo la solución siempre será más intervención por parte del Estado. Cuánta razón tenía Hayek al dedicar su libro, Camino de Servidumbre, a los socialistas de todos los partidos.

Y ya conocen eso de:

"Era mi oportunidad, unos entran, otros van saliendo y entre el barullo yo me cuelo dentro. Allí me colé y en tu fiesta me planté..."

2 comentarios:

Miguel A. dijo...

Deesgraciadamente todos los políticos son estatistas (me refiero a que adoran el Estado). Que ZP sea un mal estadista es diferente. También lo son Bush, Merkel y Sarkozy, después de sus supermedidas megaintervencionistas. Y así vamos...

Un saludo

Miguel A. dijo...

Tienes un premio en mi blog:D