Seguidores

jueves, 30 de octubre de 2008

Qué ha dicho la Reina

En un día que ETA buscaba una carnicería en la Universidad de Navarra, vamos nada nuevo baja el sol, ha salido un libro de Pilar Urbano sobre algunas de las opiniones de la Reina, recogidas de sus entrevistas.

Algunos sectores como el homosexual han comenzado a moverse y pedir incluso que retire dichas opiniones, pero, ¿qué ha dicho la Reina? Lo que encuentro más jugoso es (fuente: diario El Mundo):

Sobre Obama: "Me siento muy satisfecha por la posibilidad de que un negro pueda llegar tan alto. Sobre todo, me resulta fantástico que la sociedad americana haya cambiado y evolucionado tanto como para dar ese paso audaz de llevar a un negro hasta la Casa Blanca. Poner en unas manos negras tantísima responsabilidad. Eso ya me parece un triunfo [...]"

¿Y por qué no? Visto desde fuera, EEUU es un país en el que los ciudadanos negros son un colectivo numeroso, no debería tener mayor transcendencia. Lo peor de todo es que ese negro es Obama, un ZP a la estadounidense. Les espera el mismo progreso inaguantable que sufrimos los españoles desde hace cinco largos años.

Sobre la Corona: "La utilidad de la Corona está en servir al pueblo, a la comunidad de tu país, sin entrar en políticas de grupos, de partidos, de sindicatos, de 'lobbies'... Los reyes no pueden tomar partido ni meterse en política. [...] Lo que el rey sí puede hacer es arbitrar cuando hay un conflicto o algo encona la vida nacional. Su misión es favorecer el equilibrio y garantizar que cuando el poder cambia de manos no pasa nada en España". "No hay que ser ni republicano ni monárquico, sino cons-ti-tu-cio-na-lista. Hasta el sindicalista o el comunista más acérrimo, si está con la Constitución, tiene que estar con la Monarquía".

Como republicano no veo la relevancia y necesidad de la Corona. En el caso español, al ser la opción elegida en su día hay que respetarlo. Por tanto, coincido con la Reina en que, como en casos de quema de imágenes de los reyes, lo importante es el simbolismo que se le otorga. Por ello, quemar su imagen es quemar los valores democráticos y es inaudito que no ocurra nada a quienes se cargan así los símbolos más sagrados que debe tener un país sin complejos y con valores. Por desgracia, España no es ni lo uno ni lo otro

Sobre una España Federal: "Si se hiciera mediante el proceso establecido por la ley (reforma de la Constitución mediante), para unir, para que todos estuvieran más a gusto sintiéndose españoles, ¿por qué no?"

El actual modelo de las autonomías ha fracasado si lo que se perseguía (que lo dudo) era más España y mejor gestión. El número de cargos públicos es excesivo. Debería suprimirse, por ejemplo, las diputaciones provinciales que no son más que sueldos a pagar con los impuestos. Y debe procederse a una recuperación por parte del Estado de algunos poderes y competencias fundamentales como la educación, aspecto vital para el futuro del país y herramienta útil para el nacionalismo más carca y miserable para lavar el cerebro de los jóvenes, convirtiéndoles en pequeños nazis, en los futuros nazis que sufrimos hoy.

Sobre los homosexuales: "Puedo comprender, aceptar y respetar que haya personas con otra tendencia sexual, pero ¿que se sientan orgullosos por ser gays? ¿Que se suban a una carroza y salgan en manifestaciones? Si todos los que no somos gays saliéramos en manifestación... colapsaríamos el tráfico".

En cuanto a los matrimonios entre homosexuales dice "pero que a eso no lo llamen matrimonio, porque no lo es. Hay muchos nombres posibles: contrato social, contrato de unión".

Suscribo totalmente lo que ha dicho. No añadiré ni una coma. Sin embargo esos colectivos se han mostrado muy enfadados con la Reina. A esa gente me gustaría decirles que lo que es es y lo que no es, no es. Aunque denominarlo de otra forma no sea más que un eufemismo en relación al progrerío que hay ahora, pero es necesario.

Y me pregunto yo, ¿es tan terrible lo que ha dicho la Reina? ¿Es que algunas cosas no podríamos suscribirlas nosotros? ¿Es que llevarse las manos a la cabeza es lo normal cuando alguien dice lo que realmente piensa, saliéndose del guión marcado por el buenismo y progrerío zapateril?

5 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Partiendo de la base que puede decir lo que le de la gana, o por lo menos de eso dicen que trata la democracia, solo me parece temerario el que se vea bien que gane Obama por el hecho de ser negro y no de su capacidad o política.
Saludos

Rebelde con causa dijo...

La verdad es que en este libro de Pilar Urbano la Reina no tiene pelos en la lengua. Le tienen que hacer un libro similar al Rey a ver qué pasa...

Rebelde con causa dijo...

Se me olvidaba, te dejo un enlace en mi blog. Acabo de descubrir el tuyo y tiene buena pinta. Saludos.

Republica Rojigualda dijo...

Mira, varios de esos datos no los conocía y no los he incluído en mi artículo. Ahora lo actualizaré.

También ha dicho cosas sobre Felipe González y Alfonso Guerra que no creo que te gusten...

"Por ello, quemar su imagen es quemar los valores democráticos"
No estoy de acuerdo. Los reyes no pueden representar los valores democráticos, entre otras cosas, porque en España no hay democracia. Si la hubiera, eso sería discutible.

"Debería suprimirse, por ejemplo, las diputaciones provinciales que no son más que sueldos a pagar con los impuestos"
Las diputaciones provinciales son el chocolate del loro. Lo que está dejando hecho girones la Nación Española es el estado de las autonomías. Si hay que suprimir algo, son las autonomías, que son lo que de verdad está desangrando al estado.

Un saludo.

Miguel A. dijo...

Si le hacen un libro al Rey y vuelve a decir que Zapatero es la hostia, entonces Telecinco no hará nada. Lo escandaloso es que la Reina piense así del matrimonio cuando es normal: es una reina católica.

Un saludo