Seguidores

lunes, 2 de junio de 2008

La giliprogresía al poder

Me encontré este fin de semana con una noticia tremenda. Sugirieron a un pasajero (que resultó ser un concejal de Amsterdam) de un avión de la compañía KLM que debía abandonar su asiento e irse a uno de primera clase. A ésto, ningún problema. El problema llega cuando se entera del porqué. Resulta que no podía estar en su asiento porque le había tocado al lado de una musulmana y es que, según parece, las mujeres musulmanas no pueden ser tocadas por nadie que no sea su marido o familiar.

Está visto que la gilipollez progre no sólo es cosa de ZP y de España, que la estupidez pseudoprogre traspasa fronteras. Lejos de tranquilizarme que no sea problema exclusivo de España, hace que me estremezca por la facilidad con la que renunciamos a nuestras costumbres y religión para no ofenderles, pero respetamos y ayudamos a que ellos pueden mantener las suyas. En pocas palabras resumiré lo que me parece todo ello: "Es de gilipollas!".

Decía el buen hombre que lo sufrió que "nos estamos equivocando"... y tanto.

Aquí en España, ZP era asesorado, en el Círculo de Economía, por el Presidente de Planeta para que el mesías del giliprogresismo no se quemara por la crisis. ¿Cómo no se va a quemar alguien que dijo que no había ningún problema y que España estaba en el Champions League de la economía? Ahora resulta que no puede decir lo que ocurre porque eso empeora la situación. La situación ya está complicada, de lo que se trata es de tomar decisiones. Deberían bajar impuestos (gasolina, IRPF, IS,...) reducir Gasto Público y dejarse de 400€, que es una trampa electoral. Pero claro, lo importante es que el presidente de la cuna de la giliprogresía no se queme.

Arde España, arde.

1 comentario:

Daniel dijo...

Parece que Holanda ya hace años que se ha rendido a la progrez más estúpida.
El país que en su día fue el más tolerante de Europa alberga y consiente elementos extremistas, racistas y agresivos que han podrido su sociedad. Me refiero a los islamisrtas radicales.

Los asesinatos de Pim Fortuyn o Theo van Gogh, el exilio de Hirsi Ali así como el éxodo de miles de holandeses hacia otros países como Canadá, las amenazas de muerte a Geert Wilders...

Nosotros vamos por el mismo camino. AL tiempo.